Serie: para que seas hijo

LA TRISTEZA DEL MUNDO NO SE TOCA

Salmo 42:11

Intro: Es normal que en ciertas circunstancias nos de tristeza

La tristeza, es un estado anímico o afectivo, de contenido negativo, donde la persona siente abatimiento, deseos de llorar, expresado o no y baja su autoestima.

 

No es fácil que el hombre se dé cuenta de lo que el mundo produce en su ser, más bien estamos ciegos ante lo que él, provoca en nosotros, la tristeza es una emoción fuerte que no es fácil de asimilar que surge en el alma del hombre y puede entrar en nosotros cuando vivimos o experimentamos circunstancias que nos son contrarias, como la muerte de un familiar, malas noticias, un despido, una enfermedad, la terminación de una relación, un regaño o una exhortación, tristeza altera nuestros sentimientos y nos hace vulnerables cuando esta no proviene de Dios, abrimos la puerta para ser atormentados por un sentimentalismo inusual, por un desborde de pensamientos negativos, aun hasta de muerte, que solo pueden entrar en nosotros en la medida en que nosotros mismos lo permitimos.

 

Aunque muchos tienen que vivir un proceso en medio de la tristeza, otros en cambio se sumergen en sentimientos y pensamientos de autocompasión, de autodestrucción, y son manipulados por ellos, para destrucción de sus propias vidas y por sobre todo se apartan de su espiritualidad.

El problema es cuando esa tristeza la manejamos según el mundo y no según Dios. La tristeza según el mundo debe ser intocable.

“Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.” 2a Corintios 7:10

  1. Características de esas dos clases de tristezas

  2. La tristeza que no es permitida por Dios produce muerte espiritual en nosotros, entre más la dejamos crecer más nos alejamos de Él, nos lleva a cometer acciones que le desagradan o que nos quitan todo el deseo de vivir agradándole. es allí en donde el ego, la emotividad, y nuestro pensamiento son controlados y manipulados por las tinieblas para conducirnos a la destrucción.

La tristeza del mundo, es aquella que te lleva a desilusiones extensas y casi permanentes que desencadenan en llanto, rencor, mal humor, gritos, pérdida de paciencia y odio. Este tipo de tristeza es muy delicada, es sumamente absorbente, tanto así que te puede desbordante fácilmente a la muerte. Cuando me refiero a muerte, no me refiero únicamente a la muerte física sino también a la espiritual.

  1. La otra tristeza es la que produce Dios en nuestro corazón al quebrantar nuestro ser, para permitirnos reconocer la verdad, nuestra bancarrota espiritual, nuestra necesidad de Dios, para liberarnos de todo control del alma y nuestro pecado, esta tristeza proviene del quebrantamiento de nuestro ego, del quebrantamiento de nuestras emociones y pensamientos, esta tristeza no produce el fortalecimiento de los mismos como ocurre en la otra tristeza, pues primero obra para traer libertad en Cristo, para conducirnos a la salvación de la cual hemos sido objetos por la predestinación divina.

 

  1. Reconoce la fuente de tu tristeza

Reconocer la fuente de nuestra tristeza nos permite entender cómo podemos salir de allí, de ese foso profundo al que nos vemos sometidos por esta emoción, que perturba nuestra tranquilidad y paz. Si estás pasando por un proceso donde la tristeza surge, entonces es tiempo de que revises en tu interior que es lo que está sucediendo, si esta tristeza proviene de Dios o proviene del mundo, porque dependiendo de la fuente, la solución es muy diferente.

  1. Como manejar la tristeza

Ya hablamos de la primera ir a Dios en arrepentimiento.

Ahora las otras características

  1. Salmo 51:10-12. Pida que Dios le devuelva el gozo

  2. decida vivir un día a la vez. Salmo 118:24

Cuando nos fijamos demasiado en el futuro nos podemos llenar de incertidumbre. Hay que disfrutar del presente. La biblia dice en efesios 6:34 que cada día tiene su propio afán

  1. tome la decisión de estar contento

  2. La alegría es una decisión que se toma, no una emoción que se siente. Ser feliz a pesar de las circunstancias. Pablo escribió desde la cárcel se vivir en…. Todo lo puedo en cristo que….el tomo la decisión de estar contento.

  3. Vivir alegres fortalece nuestras vidas. Nehemías 8.10. El enemigo sabe que si puede engañarle y convencerle de vivir siempre deprimido y triste, usted no tendrá la fuerza necesaria ni física ni emocional ni espiritual para sobrellevar sus ataques. Usted será vulnerable y débil

  4. Vivir alegre mejora la salud. Erradica células malignas, se oxigena el sistema inmunológico.

  5. Cultive un espíritu de contentamiento. Quiere decir que no se frustrará cuando las cosas no salgan como a usted le gustaría porque confía en Dios.

Sal 37:23  Por Jehová son ordenados los pasos del hombre,

 Y él aprueba su camino.

Si Dios esta ordenando sus pasos eso quiere decir que usted está precisamente en donde Dios lo quiere tener.

Así que deje de cuestionar y comience a confiar.